PROYECTO EUROPEO DE RECUPERACIÓN DEL HÁBITAT DE LOS ANFIBIOS Y EMYS ORBICULARIS EN EL BAIX TER

inicio
el Baix Ter
el entorno
la fauna
la organitzación
financiación
colaboradores
patrocinadores
Red Natura 2000

 

EL ENTORNO
la vegetación


Una gran muestra de los paisajes vegetales o unidades de vegetación de Cataluña se encuentran representadas en la cuenca del Ter, dada la coexistencia de muchos ambientes distintos en un espacio relativamente pequeño. En el último tramo (la cuenca girorina y empordanesa) está formada por cultivos de secano y de regadío. Y justo en la desembocadura se encuentran pequeñas muestras de saladar y otra vegetación litoral.


En los entornos más próximos al río se encuentra una vegetación propia, denominada vegetación de ribera, constituida por plantas que requieren que sus raíces estén siempre mojadas o húmedas. Estas condiciones solo se encuentran en los márgenes de los ríos, estanques y humedales y no más allá de unas pocas decenas de metros. Por ello, la vegetación de ribera, se forma en estrechas franjas que resiguen fielmente el curso del agua. La preside el bosque de ribera, constituido por distintas especies de árboles que se reparten sus espacios en función de las condiciones ambientales que se dan: alisedas, sauces, alamedas, álamos y olmos (estos últimos en el último tramo del río, donde la proximidad del mar obliga a tener cierta tolerancia a la sal).
Vegetación de ribera


Además del bosque de ribera también son importantes las comunidades vegetales herbáceas, especialmente el carrizal y las enea, formadas por distintas especies de cañas: el carrizo (Phragmites australis) y la enea de hoja estrecha (Typha angustifolia) que con las raíces inundadas, crecen a la vera del curso medio y bajo de los ríos y de aguas estancadas.


Enea de hoja estrecha (Typha angustifolia)

Carrizo (Phragmites australis)

El bosque de ribera ha sufrido mucho la acción del hombre: se ha explotado de manera intensiva y en muchas ocasiones se ha substituido por cultivos o álamos, mientras que el carrizo también ha sufrido daños como su crema o tala indiscriminada, destruyendo los nidos de los pájaros acuáticos.

Adicionalmente, es imprescindible nombrar a las poblaciones de Stachys maritima, una especie característica de dunas, protegida y extremadamente escasa. En las playas del Baix Ter se encuentran algunas de las poblaciones más importantes de la Península Ibérica.